Desde 1998 se dio comienzo a la creación de la comarca cervecera de Santa Clara del Mar, instalándose a orillas del Atlántico la fábrica destinada a producir cervezas estilo británico tipo “ale” de baja fermentación.
Así nació Corsario Negro, produciendo 4 sabores diferentes de cerveza. La misma fue creciendo y en el año 2000 inauguró sus oficinas en Buenos Aires con un cálido y acogedor showroom, y desde donde se vende y distribuye a todo el país.
La consigna principal ha sido obtener la excelencia a través de los productos Premium.
Para ello mantenemos estrictamente las tradiciones centenarias de Europa del norte en la elaboración de nuestras cervezas.

En su producción utilizamos ingredientes naturales 100% maltas de cebada, levadura de superficie, lúpulo cascade, nugget y fuggles. Triple fermentación, la tercera en botella. Cierta turbidez y sedimentos son normales por no estar filtradas ni pasteurizadas.
No contiene conservantes, estabilizantes, colorantes, espumantes, etc.
Todo ello bajo la atenta mirada de los maestros cerveceros y del ingeniero en alimentos que supervisa cada una de las partidas que se dan a luz en Corsario Negro.

En la temporada estival, la planta es visitada por excursiones de turistas, quienes pueden observar la elaboración a la vista del producto y una charla explicativa acerca del proceso del mismo.